Manchas y granitos normales en la piel del recién nacido

Ante la llegada de un nuevo bebe, surgen así mismo muchas dudas respecto a lo que es normal y lo que no lo es. Al nacer, la piel del bebé experimenta cambios y transiciones, las cuales ocasionan manchas o granitos en su piel, las cuales son absolutamente normales y pasaran por si solas. Así mismo, el bebé puede presentar marcas o lunares de nacimiento, los cuales también son normales y transitorios en algunos casos.


Mancha mongólica:

Su nombre tiene que ver con la gran cantidad de bebes en el contienen asiático que nacen con esta mancha, entre ellos el país de Mongolia. Es una mancha color grisáceo-azulada, que obtiene ese color debido a la acumulación de melanocitos (células especializadas de la piel). Esta mancha no manifiesta ninguna enfermedad, y se encuentra ubicada en la espalda baja del bebé o en su hombro con un tamaño desde 2 a 10 cm. Desaparecerá alrededor de los dos años de vida.
Manchas café con leche:

Manchas en la piel de color marrón, que pueden aparecer en número variable y ser de diferente tamaño. Normalmente, la mancha es de un color muy claro en los lactantes que la presentan, que las hace difíciles de distinguir. Posteriormente, las manchas aumentan de tamaño y se hacen más oscuras, volviéndose muy evidentes alrededor de los 2 años de edad.
Es normal, que un bebé pueda presentar una o dos manchas café con leche, sin embargo, deben mantenerse en vigilancia, pues la presencia de seis o más manchas café con leche, de un tamaño igual o mayor de 5 mm en prepúberes y de 15 mm de diámetro en adolescentes, es la señal de una enfermedad neurológica.
Las manchas "café con leche" por sí mismas no precisan ningún cuidado especial.